Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo hacer participar al alumnado en el diseño de su patio?

Ante todo, queremos empezar compartiendo con vosotros una reflexión: ¿de dónde surge la idea de transformar el patio de una escuela?

Seguramente la mayoría coincidirá en ambas respuestas. La primera, sienta que su patio no va de la mano con su modelo pedagógico y desea transformar y revalorizar el espacio. La segunda, el alumnado de la escuela le ha trasladado alguna inquietud o necesidad de ese espacio, y observando con atención ha detectado que sus alumnos utilizan elementos existentes para hacer volar su imaginación (utilizan las vallas para escalar, las escaleras como escenarios o espacios de encuentro, los árboles para colgar las batas y hacer sombra…).

Cuando el equipo de Patios Naturales vamos a realizar las visitas, nos es enriquecedor coincidir con los alumnos a su hora de recreo para escuchar, observar y analizar el juego libre que desarrollan de forma espontánea en el patio, es esencial esta rato de intercambio por todo lo que nos transmiten, nos inspiran y nos enseñan.

Por eso, nos entusiasma cuando nos explica desde la escuela como desde la AFA que ya ha hecho un trabajo interno del patio conjuntamente con los alumnos de la escuela y toda la comunidad educativa.

Y para potenciarlo y dar voz a los alumnos durante todo el proceso de transformación del patio compartimos con vosotros unas ideas para hacerles partícipes en todo momento:

Antes del proyecto

Dinámica 1: «¿Cómo me siento en el patio?»

Para poder realizar esta dinámica necesitará un plano del patio y gomets de diferentes colores. En el caso de no disponer de un plano real, alguien lo puede dibujar representando la forma perimetral del patio, y señalizando con palabras los diferentes espacios, ¡deje volar su imaginación! Los colores de los gomets nos servirán para representar el estado emocional y lo que queráis analizar (me siento bien, estoy tranquila, tengo conflictos en este espacio, juego mucho, nunca juego, etc.) contra más conclusiones conseguimos mejor.

Con el plano sobre la mesa, en el suelo o en la pared, los alumnos de manera respetuosa con los demás irán colocando los gomets en los diferentes espacios representantes del patio. Puede ser interesante durante el proceso que cada alumno pueda decidir si comparte con el resto de clase el porqué ha puesto el gomet en ese lugar y cómo se siente.

Para tener una recopilación de datos más precisa, es importante hacerlo por grupos de edades o grupos clase. Con esta dinámica podemos identificar qué sienten cuando juegan en los diferentes espacios del patio, ver cuáles son las zonas más transitadas según la edad, ver las zonas de más conflicto, los espacios menos concurridos, dónde se encuentran más a gusto y dónde no, para identificar las zonas «calientes» «, ver cómo se pueden resolver conflictos, ver qué espacios son hábiles y cuáles se pueden potenciar y mejorar, para cuándo se haga el proyecto de transformación del patio hacerlo lo más realista posible en cada escuela.

Dinámica 2: «El patio de mis sueños»

Para poder realizar esta dinámica necesitará papel, colores, rotuladores, pintura, imágenes o fotos de elementos de juego, tijeras, pegamento… (y todo aquello que la imaginación les inspire).

La actividad se plantea para que los alumnos libremente a través del dibujo, la escritura o el collage, puedan expresar, soñar y representar el patio de sus sueños . Compartiendo lo que les gustaría tener, expresando que echan de menos o que tienen y les gustaría conservar o potenciar.

A través de esta dinámica recopilaremos información diferenciada por edades y necesidades, podremos realizar estadísticas sobre qué ideas/propuestas son las más relevantes y los alumnos reclaman y podremos rellenar el proyecto de transformación del patio de realidad.

Durante el proceso de elaboración y obra

«Representantes del patio»

Hasta ahora hemos propuesto dinámicas para realizar antes de iniciarnos en la elaboración del proyecto de transformación del patio, pero ahora nos centraremos en el proceso durante la creación del mismo. Una vez empezamos el proyecto de transformación del patio con la escuela, AFA y toda aquella comunidad que se decida implicar, ¿tendremos que pensar que puede ser una buena idea seguir implicando a los alumnos, y cómo podemos hacerlo?

Escoger un representante por aula: que pueda asistir a las reuniones que se van realizando durante la elaboración del proyecto y puedan ir viendo la evolución del mismo. Que la figura de «representante» pueda disponer de un espacio de tiempo, para compartir con el resto de compañeros y compañeras del aula la evolución. También puede recoger todas las propuestas que vayan haciendo los alumnos y enviarlas.

Una vez finalizada la fase de proyecto los/las representantes del patio, pueden realizar una exposición al resto de alumnos del resultado obtenido con el proyecto y así enseñar cómo se ha concluido.

“Exploramos y observamos”

En la fase de obra también podemos hacerlos partícipes, el equipo de maestros pueden explicar y acompañar a los alumnos para ver cómo se va construyendo su patio, resolver dudas, anotar curiosidades, etc. Se trata de acompañarles para que puedan preguntar y compartir curiosidades que la propia naturaleza de los niños despierta en la observación.

«Manos por el cambio»

En esta fase también podemos proponerles una dinámica de “manos por el cambio” podemos dejar la fase de plantación de vegetación sin hacer, con el fin de crear un espacio conjunto de participación y colaboración con el cambio del patio, y podrán plantarse por grupos plantas y así sentir que forman parte del proceso.

Cuando ya tenemos nuestro Patio Natural

«Juntos hacemos conciencia»

Como habrán participado desde el principio en el proceso de transformación del patio, y habrán ido viendo cómo se hace realidad lo que se ha proyectado y trabajado conjuntamente, en esta fase podemos plantear una actividad llamada “junts fem conciencia” que consiste en hacer un encuentro en el que los maestros y alumnos puedan compartir una lluvia de ideas abierta para encontrar entre todos y todas ideas para conservar este espacio natural que se ha creado, teniendo en cuenta que el propio espacio tendrá afectaciones naturales debido a las inclemencias climáticas , paso del tiempo y usos. Con esta actividad podrá trabajar la conciencia y la sensibilización para cuidar el nuevo patio.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *