Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Superficies amortiguadoras

Las superficies amortiguadoras son los pavimentos que deben instalarse bajo los equipamientos de juego con una altura de caída superior a 60 cm y en todos los equipamientos con movimiento forzado y que deben tener las siguientes características principales:

  • Tienen que cubrir la totalidad del área de impacto.
  • No deben presentar aristas ni materiales peligrosos.
  • Su espesor dependerá de la altura de caída específica de cada equipamiento de juego y del material amortiguador que se utilice.
  • El pavimento de las áreas de juego se puede realizar pensando en que se convierta en otro elemento de juego.
  • Los pavimentos amortiguadores pueden ser de distintos tipos, cuyos principales se describen a continuación.

Véase el apartado 3.7 Pavimentaciones de la Sección 4 Construir y mantener.

Arenas

El pavimento amortiguador más utilizado en las áreas de juego infantil de los patios naturales es el de arena.

Las arenas que se utilizan como pavimento amortiguador debe ser lavada y sin partículas de barro o arcillosas, con un tamaño de partículas entre los 0,2 y 2 mm y con una mezcla de granos homogénea. El ojo de perdiz es un tipo de arena que es óptimo para utilizar en arenas para juegos manuales y debe ser de grano redondo y lavado, de dimensiones entre 2 y 8 mm y con una mezcla de partículas homogénea.

Según la normativa de juegos infantiles, el grosor mínimo de pavimento (de arena o de ojo de perdiz) para un elemento con una altura de caída libre menor o igual a 2 metros será de 20 cm. para un elemento con una altura menor o igual a 3 metros será de 30 cm. Hay que tener en cuenta que, como mínimo, es necesario añadir otros 10 cm de grosor para compensar el desplazamiento de las partículas provocado por las caídas.

La superficie del pavimento con arena debe ser horizontal y con una pendiente máxima de 1%, con el material disgregado, homogéneo y sin hoyos, los límites que rodeen la arena o área de juego debe evitar que el material se esparza fuera y debe preverse un drenaje correcto.

Para consultar más requerimientos de seguridad, véanse las normas UNE-EN 1176-1 Equipamiento de las áreas de juego. Parte 1: Requisitos generales de seguridad y métodos de ensayo, NTJ 09S Arenas en áreas de juegos infantiles y NTJ 13R Higiene de las arenas en áreas de juegos infantiles.

Céspedes y prados, cortezas y virutas de madera

El césped, la corteza y las virutas de madera son otros materiales amortiguadores muy comunes en las áreas de juego de los patios naturales que se quieren crear unos pavimentos de seguridad de aspecto natural.

Los pedazos de corteza o virutas de madera son utilizados en jardinería como acolchados (Mulch) por sus cualidades de protección del suelo y medioambiental.

Pavimentos de caucho

Los pavimentos de caucho son una opción menos natural, pero también válida en algunos casos.

El pavimento de caucho puede ser en loseta o continuo. La normativa de juegos infantiles no define cuál es el grosor mínimo por las diferentes alturas de caída crítica de este material. Estos datos serán dados por el fabricante, mediante el ensayo de altura de caída crítica (HIC). Es un pavimento que puede colocarse sobre una base de hormigón, de asfalto o sobre una base granular compactada (según el fabricante).

Los pavimentos de losetas de caucho están compuestas de caucho reciclado triturado, pigmentos y un ligante. Se instalan pegándolas entre sí, entre las juntas y por la base. Hay losetas de diferentes grosores, según el HIC, así como de distintos colores, son porosas y disponen de un sistema de drenaje en la parte inferior para la evacuación del agua. Pueden tener diferentes formas, cuadradas, rectangulares o en forma biselada, utilizándose ésta última como pieza perimetral.

El pavimento de caucho continuo debe ser poroso y sin juntas. Debe instalarse in situ en varios espesores dependiendo de la altura de caída de cada elemento de juego.

Para consultar más requerimientos de seguridad, véase la norma UNE-EN 1177 Revestimiento de las superficies de las áreas de juego absorbentes de impactos. Determinación de la altura de caída crítica.