Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

FASE 4
Mantenimiento

¿Cuáles son las necesidades de mantenimiento del nuevo patio natural de su centro escolar?

Esta fase pone de relieve las operaciones de mantenimiento necesarias para el buen funcionamiento y conservación de los componentes de los patios naturales. Los objetivos del mantenimiento del patio natural y de sus componentes son:

  • Mantener las correctas condiciones de seguridad, limpieza y salubridad.
  • Asegurar que se cumplan las funciones para las que se han proyectado.
  • Conseguir que perduren lo posible en el tiempo y que su duración sea, como mínimo, la prevista en el proyecto o la definida por los distintos materiales que lo componen.
  • Dar continuidad a los parámetros iniciales durante toda su vida útil.
  • Preservar y potenciar la naturaleza del patio.

Estos objetivos se podrán conseguir con un mantenimiento preventivo periódico y, cuando sea necesario, un mantenimiento correctivo. La inspección periódica del patio natural y de sus componentes debe formar parte necesariamente de las tareas de mantenimiento. Tras situaciones ambientales agresivas, accidentes o uso muy intenso, es recomendable llevar a cabo inspecciones adicionales.

Siempre, pero más en estos momentos actuales, es primordial la limpieza y desinfección del patio natural y sus componentes para minimizar riesgos sanitarios de acuerdo con las autoridades sanitarias. Dentro de la limpieza se contemplan también como parte importante las acciones destinadas a prevenir el ensuciamiento.

Recomendamos que el proyecto constructivo del patio natural incorpore un plan de mantenimiento que considere de forma global los tipos de mantenimientos, las diferentes operaciones a realizar, su gestión y los costes.

ETAPA 4.1

Mantenimiento de los pavimentos

Por su importancia y necesidad hacemos mención del mantenimiento de dos tipologías de pavimentos de los patios naturales, los pavimentos amortiguadores de áreas de juego infantil y el mantenimiento de arenas.

Mantenimiento de pavimentos amortiguadores de áreas de juego infantil

El mantenimiento de los pavimentos amortiguadores de impactos de las áreas de juego infantil debe asegurar que se alcanzan los objetivos marcados y, en particular, debe garantizar que se alcanzan las condiciones de seguridad e higiene.

Los objetivos del mantenimiento de los pavimentos de las áreas de juego infantil son los siguientes:

  • Asegurar que cumplan las funciones de amortiguación para las que han sido instalados.
  • Alargar su vida útil.
  • Evitar su compactación a lo largo del tiempo.
  • Mantener la disgregación de las partículas en los pavimentos granulosos sin cohesión.
  • Garantizar que mantengan las condiciones correctas de seguridad, higiene, uso y aspecto.

La gestión de la seguridad de los pavimentos de las áreas de juego infantil debe realizarse de forma paralela e integrada con la gestión de la seguridad global de las áreas de juego infantil.

Las operaciones del mantenimiento de los pavimentos amortiguadores de arena son las siguientes:

  • Rastreando el pavimento granuloso en superficie a una profundidad de al menos 10 cm, para eliminar los eventuales cuerpos extraños.
  • Volteando el pavimento granuloso en todo su grosor, y retirando los eventuales cuerpos extraños apreciables a simple vista.
  • Si es necesario añadir pavimento amortiguador, debe ser con arena de las mismas características.

Mantenimiento de arenas

Los objetivos del mantenimiento de las arenas en áreas de juegos infantiles son similares a las de los pavimentos amortiguadores con la exigencia higiénico-sanitaria, principalmente en las arenas para juegos de tipo manual.

Se recomienda realizar inspecciones visuales ordinarias de las arenas periódicamente. Si durante las inspecciones visuales ordinarias de las arenas se identificaran deficiencias graves que puedan poner en peligro la seguridad de los usuarios, éstas se corregirán de inmediato, limpiando, reposando, reparando y desinfectando o renovando según cada caso. Si esto no fuera posible, debe aislarse e impedir su uso por los niños hasta que la arena insegura esté reparada y disponga de todas las medidas de higiene y seguridad originales.

Se procederá a realizar una inspección higiénico-sanitaria con toma de muestra con los ensayos parasitológicos y bacteriológicos referidos a la norma NTJ 13R siempre que las circunstancias lo aconsejen.

Para la desinfección de las arenas infectadas que estén ubicadas en las áreas de juego infantil se utilizarán preferentemente productos inscritos en los registros oficiales correspondientes y preferentemente autorizados para este uso. Las desinfecciones se tendrán que realizar preferentemente con recursos inocuos para los usuarios, vapor de agua a 90 ºC, una dilución de lejía o, de forma natural, con una buena insolación.

No se devolverá a la arena la arena que se haya desplazado fuera del recinto.

ETAPA 4.2

Mantenimiento de los equipamientos de las áreas de juego

¿Cómo mantener los equipamientos de juego del patio natural?

El mantenimiento de los equipos de las áreas de juego debería cumplir los requisitos del apartado 8.2.6. de la norma UNE-EN 1176-7, teniendo en cuenta las instrucciones del fabricante e incluyendo, como mínimo:

  • Limpieza
  • Ajuste de las piezas de unión
  • Renovación de pinturas y tratamientos de superficies
  • Mantenimiento de las superficies de absorción de impactos
  • Lubricación de las almohadillas
  • Recogida de trozos de cristales u otros residuos o sustancias contaminantes
  • Marcado de los equipamientos para indicar el nivel 0 de la superficie formada por materiales granulosos sin cohesión
  • Restablecimiento del nivel de los materiales granulosos sin cohesión
  • Mantenimiento de los espacios de caída libre

Es fundamental que los equipamientos y estructuras del patio se inspeccionen regularmente para evitar cualquier peligro. Puesto que éstos representan una amenaza para la seguridad, si se identifica algún defecto o elementos peligroso, se deberá impedir el acceso a la estructura o equipamiento de forma inmediata mediante su balizamiento y se deberá proceder al más rápidamente posible a su reparación.

ETAPA 4.3

Mantenimiento de los espacios verdes

Algunos vegetales perduran durante generaciones y generaciones, en estos casos el mantenimiento de los espacios verdes es un deber con la naturaleza y un valor a inculcar a los niños y jóvenes.

Hay que diferenciar las operaciones de mantenimiento de los espacios verdes del patio natural por las tipologías de plantaciones (arbolado, palmeras, arbustivas, herbáceas y céspedes y prados), pero en general pueden comportar los trabajos de jardinería que se detallan a continuación:

  • Riego
  • Siega y desbrozada
  • Poda y recorte
  • Control fitosanitario
  • Operaciones en el suelo
  • Control de las hierbas no deseadas
  • Mantenimiento de los ásperos
  • Reposiciones y renovaciones
  • Reciclaje de restos vegetales

Véanse los detalles de las operaciones de mantenimiento en las normas de mantenimiento y conservación de los espacios verdes de la familia NTJ 14.

ETAPA 4.4

Mantenimiento de los huertos escolares ecológicos

Así que se ha animado a construir un huerto escolar ecológico!

A continuación se presentan algunos consejos de mantenimiento que será bueno que los tenga en consideración para maximizar sus beneficios.

Hacerlo con los alumnos es divertido y se aprende

Una de las razones más habituales para iniciar un huerto escolar ecológico en un patio escolar es el valor educativo y, por supuesto, ¡la mejor manera de aprender es haciéndolo! Cuando los alumnos participan en el cultivo y mantenimiento de un huerto escolar, las muchas manos pueden realizar un trabajo mucho más ligero fuera de la hora de clase. Intenta implicarlos desde el principio: construir la estructura del huerto escolar, preparar la tierra, sembrar las semillas y plantar las plántulas, regar, quitar malas hierbas o hierbas no deseadas, control de plagas y enfermedades, recoger los frutos, etc.

Riego y fertilización

El riego es imprescindible para mantener los cultivos hortícolas en nuestras condiciones climáticas. Si nuestro huerto escolar ecológico es relativamente pequeño, éste se puede regar con un simple riego manual a manguera o con regadera. Un sistema de riego por goteo o por microaspersión puede cubrir un área mayor y hacer que el riego sea dinámico. Tenga en cuenta que estos sistemas ahorran mucha agua en comparación con un riego por inundación o con aspersores. El ahorro del consumo de agua es un aspecto didáctico muy interesante que sería bueno desarrollar en el uso del huerto escolar ecológico del centro.

La fertilización orgánica es siempre recomendable y necesaria. Siempre será necesario aportar fertilizantes orgánicos para el buen desarrollo de las plantas hortícolas. Los fertilizantes orgánicos se pueden obtener por compost, estiércol y otros que provienen de fuentes naturales.

Deshierbado, acolchado y soportes

Inevitablemente, las malas hierbas se encontrarán en cualquier huerto escolar ecológico y competirán con las plantas hortícolas por el agua, los nutrientes y la luz solar. El deshierbado regular ayuda a las plantas del huerto a maximizar su crecimiento. El compostaje de estas malas hierbas es la mejor opción. Evite tirar malas hierbas hacia zonas forestales y otras zonas naturales. Muchas malas hierbas son especies invasoras introducidas y son increíblemente competitivas. El acolchado puede hacer que su huerto escolar sea aún más eficiente con el uso del agua manteniendo la humedad, lo que significa que el huerto escolar ecológico requerirá menos agua de riego. El acolchamiento también tiene otras muchas ventajas como la de evitar que crezcan las malas hierbas. Algunas especies hortícolas, por ejemplo el tomate, requieren una estructura de soporte para que no caigan y se estropeen.

Control de plagas y enfermedades

La poción del control de plagas y enfermedades del huerto escolar con agricultura ecológica es la mejor opción en un contexto educativo tanto desde el punto de vista de los docentes como de los alumnos. Vigile con atención el follaje de las plantas para detectar signos de daños de insectos u hongos. Cuanto antes se pueda tratar las afectaciones de plagas y enfermedades, mejor será el resultado. Las barreras físicas son el método más eficaz contra la incursión de animales salvajes como los conejos y los miedos seglares. Quizás necesite una valla bien clavada en el suelo alrededor de su huerto escolar o árboles frutales.

Planificar la continuidad del huerto

Ha hecho el esfuerzo y ha creado un huerto escolar ecológico en su patio natural, ¡enhorabuena!

Asegúrese de planificar la continuidad del huerto escolar ecológico, como se seguirá manteniendo en el futuro. No es raro que una persona o grupo reducido de personas de la escuela empiecen un huerto escolar y que se deje abandonado después de poco tiempo. Tener un plan para pasar la responsabilidad a quien debe ocuparse cuando sea necesario, garantizará que los niños se puedan seguir beneficiando durante muchos años.